Rector de la UV destaca aumento de postulaciones en establecimientos públicos y mujeres

20/01/2023
Comparte

En conversación con Café Negro, el rector de la Universidad de Valparaíso y presidente del Consorcio de Universidades del Estado, Osvaldo Corrales, analizó el actual proceso de admisión de las universidades chilenas.  

Corrales rememoró las dificultades que pasó el proceso en el marco del Estallido Social, "venimos de tiempos muy complejos, recordar que el 2019 se produjo un boicot a la prueba, eso repercutió muy significativamente y luego vino la pandemia y eso hizo que varias familias pospusieran ingresar a estudiar en educación superior, porque muchos ante el formato telemático, preferían esperar a la presencialidad", señaló.

Agrega que en paralelo se fueron consolidando los cambios en el sistema de acceso y la nueva PAES, lo que generó un ambiente complejo. "Había mucha incertidumbre en el sistema de educación superior, respecto del efecto que iban a tener los cambios", dijo. En este punto señala que lo más visible para quienes rindieron la PAES fue la nueva escala de los puntajes.

Terminados los resultados, Corrales dio cuenta de una primera percepción del proceso. "Hubo reacciones encontradas, porque había una promesa implícita en estas transformaciones: se esperaba que redujera la brecha entre los distintos tipos de establecimientos y eso no ocurrió; se esperaba que las brechas de género disminuyeran y eso sí ocurrió en una proporción más significativa", afirmó.

El rector de la UV, dio cuenta que esta percepción cambió cuando se analizó en el proceso un dato: cerca de 44 mil estudiantes más quedaron habilitados para postular. "No se le dio mucha importancia en ese momento, pasó muy desapercibido, pero se notó en un aumento en el sistema en el número de postulaciones".

Sin dejar de mirar el instrumento, el académico abordó el debate que genera este tipo de procesos, "evidentemente la prueba es un reflejo de las desigualdades estructurales históricas del sistema, pero sí se le puede pedir a la prueba que refleje de mejor forma las competencias que las personas tienen para entrar a estudiar en la educación superior. El sistema vio en la PSU sesgos evidentes, no recogía las competencias, eso es lo que de algún modo se corrige".

A pesar de mantenerse esas desigualdades, Corrales señala un aspecto positivo de las cifras registradas, especialmente en los establecimientos públicos: "pudieron tener mejores desempeños y alcanzar los mínimos en una proporción mucho más significativa", señalando que el aumento de personas que pueden postular pertenecen a establecimientos municipales o dependientes de SLEP y mayoritariamente mujeres, "y eso es una buena noticia", concluyó.