"Devuelvan la Mar": intervención artística trae al debate el extractivismo del borde costero

04/01/2022
Comparte

"Mar adentro hay un vecino indeseable, Uno que no respeta el valor y los cuidados que requiere la mar. Mucho antes de Valparaiso, las comunidades humanas se han refugiado y subsistido en aguas que hoy nos resultan ajenas".

Esta es la base fundamental para entender "Devuelvan la Mar", una frase extendida en un largo liengo a lo ancho del Muelle Prat de Valparaíso. Quienes lo llevan  que busca mantener en la mesa del debate la relación que tiene nuestra comunidad con su entorno inmediato en el borde costero y el mar.

Casos como el conflicto por el Terminal 2 de Valparaíso, proyecto impulsado por parte de la EPV, las constantes contaminaciones en la Bahía de Quintero por acción del cordón industrial, la problemática de los pescadores artesanales, entre otros temas, llevan a una serie de colectivos artísticos poner un foco al mar y dedicarle su trabajo.

Agruaciones como Pésimo servicio, Lagda, Diálogos objetuales, Fundación Desierto de Atacama y otros, realizaron un trabajo de residencia en el norte del país hace unos meses, acerca del arte en contexto del territorio y el valor de relevar materias locales que interpelen a sus habitantes, como en ese caso fue "Desierto herido" . Después vinieron a Valparaíso y aplicaron lo aprendido.

"La mar está privada, no hay acceso y nuestra relación esta medida por la industria. En el fondo lo más relevante sería dejar de pensar Chile como un espacio extractivista de norte a sur, porque se ha generado una relación de complejidad, cuando los lugares nos proponen otra forma de habitar. Incluso de ha producido una distancia entre lo que somos y donde vivimos y qué representamos, tiene que ver con nosotros. El capital nos ha quitado esa libertad de vivir".

20210104mar2

Hernán Hevia, poeta y parte de Lagda elaboró un texto al respecto, "venimos de la mar/ nunca fuimos muy lejos: vista desde la orilla, somos mar...salimos de ti/ soñamos frente a ti/ multiplicas algas y peces/ sin vender nada...y aquí estamos/ privados de mar/ privados en vida/ la gran mama cocha/ llena de heridas...verás un mar de/ plásticos, petróleo/ y mercurio/ comerás y/ beberás un mar/ de muerte".

En su Instagram, el colectivo Pésimo Servicio relata parte de sus apreciaciones políticas que motivan la intervención "las empresas, de la mano del estado, nos han arrebatado este espacio, repartiéndolo entre un puñado de familias que sin habitar, ocupan y extraen la vida marina, destruyendo tradiciones, truncando familias y arrasando con las especies del fondo oceánico. Toda la superficie de este país es apenas una cuarta parte de la mar, y aún así, la aniquilan. Vivir de la mar es un lujo que no se puede dar la pesca artesanal, perseguida y segregada a fuerza de ley, finaliza".

Puede revisar un video de la intervención aquí.