Concejo Municipal de Quilpué aprueba auditoría financiera contable al municipio

14/09/2021
Comparte

De manera unánime, el concejo municipal de Quilpué aprobó la moción presentada por la alcaldesa Valeria Melipillán, de aplica una auditoría financiera al municipio, una de las medidas que ya había anunciado en el marco del Plan Anticorrupción liderado por la edil.

La jefa comunal anunció que, en el marco de sus objetivos para mejorar la transparencia y probidad, impulsarán tres auditorías ante presuntas irregularidades, tanto en la Corporación Municipal, la recién aprobada de procesos financieros, y una auditoría legal.

Respecto a las irregularidades que mencionan han encontrado en el municipio, ejemplificaron con la contratación de familiares, contrataciones dobles, indemnizaciones millonarias aparentemente injustificadas, licitaciones irregulares, así como el polémico caso del zoológico de la comuna, luego de que la Contraloría develara que ninguno de sus funcionarios estuvo contratado por la administración anterior, lo que fue posteriormente exigido.

Melipillán explicó que se realizará una licitación para aplicar esta auditoría, quienes investigarán “convenios marcos y grandes licitaciones que nos han presentado inquietudes”.

La jefa comunal indicó que la Corporación Municipal también está siendo parte de este proceso investigativo desde el 1 de septiembre, y que se espera que esta semana finalice la auditoría legal para vislumbrar “los procesos en general detrás de algunas licitaciones”, ya que “hemos ido encontrando algunos procedimientos que nos parecen irregulares y que nos parece que también deben ser auditados”.

La alcaldesa señaló que una planta de tratamiento de residuos es parte de aquellos “descubrimientos” que incomodan a la administración, junto a la falta de información respecto a su recepción municipal. Lo mismo sucede con irregularidades en la utilización de los planos del ELEAM de Quilpué, ya que se habría construido en base a un proyecto no aprobado.

 Melipillán explicó que este último proyecto ha generado problemas con la comunidad educativa del liceo artístico Gronemeyer, ya que la construcción del ELEAM implicaría ocupar terrenos del colegio, arriesgando incluso su subvención.