2016: cuando Patricio Guzmán explicó "La batalla de Chile" en una retrospectiva en Valparaíso

10/09/2021
Comparte

La noticia acerca de que por primera vez tendrá lugar en nuestro país la transmisión de la trilogía documental "La Batalla de Chile" en televisión abierta, ha dado la apertura a un debate acerca de la importancia de esta obra en el registro de la historia política nacional.

Considerado uno de los mejores documentales políticos y siendo la obra más destacada del realizador Patricio Guzmán, quien ha llevado una historia filmográfica dedicada a registrar y analizar la historia de nuestro país, "La Batalla de Chile", vive una contradicción: nació desde la idea de dar testimonio sobre el triunfo de la Unidad Popular, pero hasta el día de hoy, es uno de las mejores formas de conocer su derrota, producto que permite entender cómo se fraguó el golpe de Estado de 1973.  

El año 2016, en una visita a Valparaíso, debido a que le se realizaba una retrospectiva en Insomnia Alternativa de Cine, Patricio Guzmán habló acerca de esta trilogía, que a pesar que ser el registro de un proceso proceso político importante en nuestra historia, es por lejos la obra menos difundida en su propio país.

En dicha exhibición, Patricio Guzmán explicó la esencia de “La Batalla de Chile”, el espíritu que existió detrás de la producción que dio vida a esta destacada obra fílmica.

A pesar de ser una cinta que relata el día a día de la UP, Guzmán comentó que ésta tuvo una sistematización muy profunda antes de comenzar a filmar.

De la misma forma Guzmán reflexionó acerca de la posibilidad que el Golpe de Estado se evitara, señalando que en ese contexto el Ejército fue clave, al actuar de manera unida contra la UP.

Dentro de este mismo relato, Guzmán se ha mostrado muy crítico de la poca difusión de la cinta en el mismo Chile que registró en la Unidad Popular y los primeros pasos de la dictadura cívico militar y considera que “hay mucha gente socialista, comunista, que prefiere no ver esta película divulgada públicamente, porque quizás sienten que el papel que hicieron no fue el correcto”.

Asimismo, Guzmán piensa que manera el documentalista y la historia pueden proyectarse políticamente y aportar a la sociedad chilena. Esto lo ha reflejado en su labor, que incluye, entre otras películas, “Robinson Crusoe”, “Mi Julio Verne”, “El Caso Pinochet” y “Salvador Allende”.

Según señala su propio sitio web, Patricio Guzmán después del golpe de estado permaneció en el Estadio Nacional de Santiago, incomunicado y amenazado de fusilamiento. Después de ser liberado, vivió en Cuba, España y Francia, donde reside. Es presidente y fundador del Festival Documental de Santiago, FIDOCS.

La última cinta de Patricio Guzmán, "La cordillera de los sueños", ha completado su última trilogía, que incluye “Nostalgia de la luz” y “El botón de nácar”. En estas tres películas, aborda pasajes de la historia de Chile, en escenas cruzadas con diferentes lugares geográficos del territorio, conversaciones sobre política y experiencias personales.