Dirigentes de los pescadores dicen que la conferencia "Nuestro Océano" fue "un chiste"

08/10/2015
Comparte

Fuertes críticas formularon los representantes de los pescadores a la conferencia internacional “Nuestro Océano” que se desarrolló en Valparaíso.

 

"¿Cómo es posible que se realice una conferencia para proteger el océano mundial en Chile, que es un país donde la industria ha depredado el mar y donde carecemos totalmente de una Ley de Pesca que favorezca la sustentabilidad de recursos marinos?", se preguntaron diversos dirigentes.

Miguel Angel Hernández, presidente de la Federación de Pescadores Artesanales "Nuevo Amanecer", señaló que es una inconsecuencia organizar un encuentro de este tipo en Chile.

 

A su vez, Eduardo Quiroz, dirigente de la Caleta Portales y secretario de la Federación "Nuevo Amanecer", agregó que esto es una paradoja, debido a la situación que se vive en la bahía de Quintero, que está en un estado medioambiental crítico.

 

En tanto, Pascual Aguilera, dirigente de la pesca artesanal de la Región de Coquimbo, manifestó que este encuentro era para defender los océanos contra la pesca ilegal, en circunstancias que se descubrió de que la industria mantenía 7 mil toneladas de harina de pescado en forma clandestina e ilegal.

Por su parte, David Castro, dirigente jibiero de la Octava Región, calificó de "chiste" la realización de la conferencia.

 

A su turno, Sara Garrido, dirigenta de la pesca artesanal del sur de Chile, expresó que no conoce qué resultado positivo pueden obtener las bases que ella representa de este tipo de encuentros.

 Algunos dirigentes también se refirieron a las declaraciones del subsecretario de Pesca, Raúl Sunico, quien en la conferencia señaló en varias ocasiones que "el énfasis de la política pública para el sector pesquero artesanal está puesto en la primera milla". Consideraron que el gobierno no tiene ningún interés en proteger a la pesca artesanal y su constante competencia desigual con la gran industria pesquera nacional es la culpable de la depredación y la crítica situación que tiene al borde del colapso a las principales pesquerías.