Instituto Nacional de DDHH condiciona su participación en la mesa de trabajo convocada por el Ministerio del Interior

13/11/2015
Comparte

La Directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fries, condicionó la participación del organismo en la mesa de trabajo que anunció el ministro del Interior, Jorge Burgos, por las prohibiciones de Carabineros para que funcionarios del INDH ingresaran a comisarías.

 

La polémica se instaló luego que en una declaración el organismo acusara a la institución policial de impedir las inspecciones en recintos de detención, argumentando que el instituto realiza estas acciones “con el objeto de garantizar a los ciudadanos que se encuentren en situación de privación de libertad el respeto de sus derechos”.

Desde el Gobierno, el jefe de gabinete instó a crear una mesa de trabajo entre el Ministerio del Interior, Carabineros y el Instituto, pero Lorena Fries condicionó la participación del INDH en la instancia a que no se repitan prohibiciones de este tipo.

Frente a los cuestionamientos que se hicieran en la declaración pública, Burgos señaló que su cartera "respalda el actuar de las policías, y en particular en este caso, de Carabineros de Chile en la tarea constitucional que se les otorga de dar seguridad, luchar contra el delito, dar garantías a la eficacia del derecho y mantener el orden público".

Fries señaló que las palabras de Burgos se deben al hecho que debe dar respaldo a funcionarios que están bajo su responsabilidad.

En tanto, el director de la División de las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, responsabilizó a Jorge Burgos por la pugna que mantienen el Instituto Nacional de Derechos Humanos y Carabineros de Chile.

El representante de Human Rights Watch afirmó en Vía X que “la responsabilidad fundamental la tiene Jorge Burgos, el ministro del Interior, porque Carabineros no se manda solo, está subordinado al Ministerio del Interior”.