RVL modifica su programación en vivo

En línea con la política de la UV, la emisora privilegia el aislamiento social a través del trabajo remoto.

En línea con la política de la Universidad de Valparaíso de promover el aislamiento social a través del trabajo remoto debido al Covid-19, desde este lunes Radio Valentín Letelier, emisora de la casa de estudios, está transmitiendo en vivo su programa matinal “Café Negro” desde el hogar de cada uno de quienes son parte de este espacio radial.

“Café Negro” es un magazine radial que se transmite de 9 a 13 horas, en el que junto con una cuidada selección musical, su conductor y programador, Eduardo Drouillas, conversa con distintos panelistas e invitados, ahora todos por vía virtual, entre los que destacan especialistas de distintas disciplinas de la Universidad de Valparaíso.

A ello se suma, y en el marco de la nueva temporada de este programa, el reporte informativo que realiza en distintos momentos de la mañana la periodista Javiera Allendes, quien da cuenta de las principales novedades de la jornada en torno a las medidas que se adoptan en la Región y el país para hacer frente a la emergencia sanitaria.

El resto de los programas por ahora no se emitirán, por lo que en cada uno de los horarios Radio Valentín Letelier tendrá una parrilla musical ideal para acompañar a quienes están en sus domicilios y a quienes aún deben acudir a sus puestos de trabajo.

“Se trata de un esfuerzo técnico y humano que hemos concordado para proteger a nuestros funcionarios y funcionarias, asumiendo que de este modo también cada uno y cada una contribuye a disminuir los riesgos de nuevos contagios”, explica David Carrillo, director de Extensión y Comunicaciones de la UV y director responsable de RVL, quien destacó el esfuerzo Eduardo Drouillas, Javiera Allendes, Javier Moraga y Agustín Vásquez, quienes tienen a su cargo este programa.

Radio Valentín Letelier se puede escuchar a a través de sus señales 97.3 FM y 94 AM, y online en rvl.uv.cl.

Entiendo perfecto la idea de eliminar el beso en el saludo entre hombres y mujeres, pero la considero extrema, blanco y negro, cielo e infierno, en fin, un poco intensa, un poco inhumana, un poco robótica y llena de tal vez necesaria frialdad, en un mundo de machos califas como el alcalde de Puerto Varas.

O sea, por culpa de los california que no se controlan no podré recibir el beso en la mejilla de alguien que quiere saludarme de esa manera para iniciar una cita, donde el olor de un cuello o del aliento pueden ser cruciales para determinar o iniciar un posible cortejo?

Acaso la contraparte podrá negarme esa posibilidad y en cambio extender su mano en ese gesto frío y masculino de saludo con el que se mide fuerza y seguridad?  Acaso debo en adelante interponer mi mano a la mejilla y esperar que el macho patriarcal bese mi contrapalma y haga la genuflexión?

Esto último, lo del beso en la mano y la reverencia, no sería mala idea y aportaría en algo a equilibrar la balanza de los abusos y discriminaciones que las mujeres hemos soportado por décadas, donde un beso cuneta, forzado o robado es como la caricatura de una perversión mayor que se niega a desaparecer.

Respeto es lo que se pide a gritos y las medidas extremas son una vía, pero debemos sacrificar la sensualidad de un saludo por culpa de algunos viejos degeneretes? Me niego. No quiero que una ley impida el fluir sensorial de mi cara hacia otra cara y no creo que se pueda regular con ello la pulsión sexual de una autoridad o el abuso de poder.

Al final terminará multado el vendedor de ensaladas o el acomodador de autos, jamás el alcalde y menos aún el Presidente que pide a las mujeres del parlamento que asistan de traje corto a recibir al ícono del fascismo sudamericano, que al parecer quiere algo estilo Hugh Hefner... aunque su religión le impide aprobar el aborto y aceptar las sexualidades no binarias.

por Ana Lazo

Conciertos

Más conciertos

Radio Valentín Letelier es la emisora de la Universidad de Valparaíso.
Av. Errázuriz 1108, Valparaíso
32 250 7657